miércoles, 16 de agosto de 2017

Hay una historia muy conocida, que no sé si fue verdad o es tan solo un mito urbano, pero que podría servirnos para ilustrar un poco lo que está circulando en las mentes de la militancia fariana previo a la realización del congreso fundacional del nuevo partido político. La historia cuenta cómo unos maoístas argentinos en los años sesentas le dirigen una carta a Mao Tse Tung preguntándole que actitud deberían ellos tomar frente al peronismo, en tanto que lo ubicaban como un candidato que no era comunista, ni revolucionario, ni que abrazaba las banderas del marxismo leninismo (M-L). La aparente respuesta de Mao fue: “si yo fuera argentino seria peronista”.


Esta reflexión nos introduce sobre uno de los principales debates actuales que gira en torno a la pertinencia o no de asumir el M-L como marco ideológico del nuevo partido político de las FARC-EP y la búsqueda del socialismo/comunismo como modelo de desarrollo a proponer a los colombianos.

Para empezar, debemos partir de la pregunta sobre la real intensión de las FARC-EP de ser poder en Colombia. En la tesis No 50, de las tesis de abril, es claro que se plantea de manera sagaz e innovadora y para diferenciarse radicalmente del discurso tradicional de los partidos de izquierda colombiana, que el nuevo partido “no se concibe como un partido de oposición, sino como un partido para la construcción de un nuevo poder”. Es decir, el nuevo partido no ha botado a la basura el sueño de la toma del poder como ha sido planteado desde la fundación de la insurgencia fariana. Así las cosas, es claro que lo que se quiere es llegar al poder y en este sentido y con esta misión todas las tácticas y estrategias desarrolladas desde su momento fundacional irán apuntando hacia esa toma del poder pero por la vía electoral. Sin embargo la vía electoral plantea muchos retos que de hecho son explicados a la luz del M-L y mucho más por posteriores desarrollos teóricos de otros marxistas y revolucionarios, como Antonio Gramsci y en especial también por otros latinoamericanos que han llevado a la práctica el quehacer político como Evo y García Linera y las experiencias de Chávez en Venezuela y Correa en Ecuador también dan luces de cómo llegar al poder por la vía electoral.

La orientación ideológica política de las FARC-EP tal como está en el borrador de los estatutos, parecería ser una estrategia que muestra más el interés de disputar los seguidores y militantes de otras fuerzas de izquierda que la necesidad de disputar los votantes de la derecha y de aquellos sin ubicación política definida que son sustancialmente muchos más que la marginal izquierda colombiana. Con un discurso renovado de las FARC-EP, sin dejar de ser revolucionarias, se podrían disputar efectivamente los votos y la militancia de la izquierda tradicional y seguramente ganar nuevos votos y militantes de los que aún no se definen e incluso de los que votan por la derecha. Tal parece que se prefirió quedar bien con la izquierda comunista nacional e internacional que no ha ganado posiciones estratégicas recientemente en el terreno político e ideológico (salvo contadas excepciones como es el caso de Portugal, obviamente en otro contexto histórico) que crear un nuevo discurso que permita lo que los mismos estatutos promete: una fuerza alternativa.

En un momento histórico como el actual en el que los excluidos, el precariado, se ve abocado a un bombardeo de propaganda y manipulación ideológica contra cualquier tipo de propuesta alternativa y más aún contra cualquier iniciativa de orden comunista, cualquiera que dirija una campaña política en el nombre del comunismo —en Colombia principalmente— está condenado al fracaso.

Los procesos sociales que han dado una batalla fuerte y contundente contra el neoliberalismo en América Latina, con todos sus sostenidos y bemoles, no empezaron bajo la consigna del comunismo, no necesariamente por razones de diferencias o desacuerdos con el proyecto comunista, sino más bien por razones tácticas en sociedades que recibieron la propaganda anticomunista durante décadas como lo es la latinoamericana. Con el tiempo, los discursos en estos países fueron radicalizándose a la vez que se ganaba en educación política de la población y no al revés, como lo puede contar el caso de Venezuela. Por el contrario, en las etapas iniciales de estos procesos, ellos fueron muy cuidadosos con cualquier vinculación con partidos e ideologías comunistas y sus discursos que son asociados más al fracaso del bloque soviético que a los logros sociales de la Cuba de Fidel. Tanto en Ecuador y en Bolivia con el Sumak Kawsay (Buen Vivir) como la Venezuela de Hugo Chávez con el socialismo del siglo XXI, lograron ganarse a las mayorías con discursos amplios e integradores (lucha por el agua, el medio ambiente, luchas campesinas e indigenistas, soberanía en el manejo de los recursos naturales y alimentaria, educación, e incluso antiimperialismo, etc.) y con la praxis revolucionaria al momento de tomar posiciones de poder. No por eso han dejado de ser anticapitalistas o antiimperialistas, por el contrario, el manejo sosegado y prudente de sus discursos políticos, pero sobre todo el hecho de haber llegado al poder, han permitido un avance sustancial en la politización de amplias masas sin las cuales no hubiera sido posible una profundización de la democracia y las reformas sociales y estructurales que se han dado, mucho menos como para cumplir cualquier sueño comunista.

En varios países, los partidos de izquierda han dado un cambio en la redefinición de sus proyectos políticos como alternativa al capitalismo teniendo en cuenta sus situaciones concretas. Izquierda Unida y Podemos en España, Partido de los trabajadores en Bélgica, PSUV en Venezuela, Revolución ciudadana en Ecuador, Movimiento al socialismo en Bolivia, etc. Aquellos que han persistido en usar tercamente la palabra Comunista y los tradicionales símbolos de la hoz y el martillo no son más que fuerzas marginales. Desde el “Para todos, todo” y “El mandar obedeciendo” de los zapatistas hasta el “prohibido olvidar” de Correa, son discursos emergentes que han permitido captar más la atención de las multitudes. Lo positivo que las FARC como movimiento político armado ha conseguido en más de 50 años de lucha ha sido precisamente por marginarse de ofrecer discursos “dogmáticos” —por decirlo de alguna manera— en su propuesta política. Tanto el programa agrario de los guerrilleros como la plataforma de un gobierno de reconstrucción y reconciliación nacional nunca incluyeron la hipótesis comunista de manera textual y fueron totalmente realistas y pragmáticos en sus demandas. Por el contrario hicieron a través de la praxis revolucionaria variados espacios con prácticas comunistas; de hecho el modo comunitario de vida de los guerrilleros que aún persiste en las zonas veredales es una demostración real de que la vida diaria en comunismo es posible. Ese discurso logró ganarse el corazón de muchos campesinos que soñaban por un pedazo de tierra sin complejizar proyectos políticos con enunciados ininteligibles y más bien vivirlos en las prácticas cotidianas. ¿Porque ahora dar ese reversazo y poner al movimiento fariano a la altura de los partidos que se han quedado marginados por no dar ese paso de renovación?

La idea no es hacer un discurso complaciente con las élites, como unos podrían sugerir, es hacer un discurso que se acomode a los sectores empobrecidos y precariados colombianos para que ellos que son los que votan y deciden militar o no, apoyen la propuesta política del nuevo partido. A esos sectores llamados por Gramsci clases subalternas, más preocupadas por sus necesidades diarias y prácticas que por discursos marxistas leninistas. No se está diciendo que hay que dejar el M-L a un lado, por el contrario, se sugiere utilizarlo en el más fino análisis de la coyuntura colombiana y de los pueblos latinoamericanos en el siglo XXI, el análisis concreto de la situación concreta, parafraseando a Lenin. Aplicar el M-L implica entre otras cosas definir y aplicar la estrategia comunicativa más adecuada para ganarse el corazón de los votantes y seguidores y así poder doblegar la voluntad política del adversario ya sea a través de la lucha electoral o a través de las luchas reivindicativas locales y nacionales del movimiento social del que las FARC-EP hacen y harán parte.

El proceso de comunicación de un mensaje político, ha sido explicado científicamente por diversos autores y básicamente requiere avanzar por una serie de etapas para lograr el objetivo propuesto. Leeuwis, C. (2007) explora las etapas que hay que anticipar para una efectiva comunicación. La primera es que el mensaje pueda salir de su fuente lo más masivamente posible, es decir que haya una infraestructura material adecuada que permita que el mensaje fariano —en este caso— llegue a la mayor cantidad de gente posible y eso en últimas está en el terreno meramente logístico (manejo de emisoras, espacios en canales públicos, capacidad de transmitir por las ondas electromagnéticas, etc.) y estaría parcialmente resuelto por los acuerdos de la Habana. De ahí en adelante, las otras etapas están netamente en las manos de lo que defina el nuevo partido en materia de comunicación política y se enfocan en que una vez llegue el mensaje a la audiencia objetivo, es decir a las mentes (y corazones) de las y los colombianos, éstas y éstos puedan ser cautivados por el discurso fariano, en hacer que el mensaje sea entendido y esto radica en la manera como comunicarse políticamente. Si los mensajes y discursos políticos no son entendidos ni digeribles, no es posible alcanzar ni convencer a esa audiencia colombiana y por tanto se hace menos posible la llegada al poder por la vía electoral.

Para poner un simple ejemplo, los miembros de una familia de clase media, con una “mentalidad televisiva” y manipulada por los medios y que andan preocupados por el encarecimiento de la salud y la educación piensan en la posibilidad de hacer parte del nuevo partido de las FARC. ¿Qué se les puede decir cuando pregunten por el proyecto M-L del socialismo/comunismo?, ¿habrá que explicarles todo el rollo teórico o hacer sesiones de lectura del Manifiesto Comunista, o más bien se hace un acercamiento inicial para captar su atención con lo que aqueja a su diario vivir? (como lo ha hecho las FARC-EP en zonas rurales durante 50 años, solucionando problemas prácticos y concretos de las comunidades, además de hacer la guerra). Hay una tía solterona que vota y que dice que el comunismo le va a expropiar su casa, ¿que se le dice a ella si tercamente insiste que eso es lo que hace el comunismo y no piensa cambiar de idea de la noche a la mañana? Decía Carl Sagan que “no puedes convencer a un creyente de nada diferente, porque sus creencias no están basadas en ninguna evidencia sino en una enraizada necesidad de creer”.

En el acuerdo de la Habana se nombran 31 veces las palabras “Buen Vivir”. Este es el socialismo latinoamericano e indigenista, este es el modelo de desarrollo que tiene cavilando a los intelectuales del mundo, con éxitos relativamente fuertes en Ecuador y Bolivia. Este discurso ha ganado más adeptos en los países suramericanos y tiene un sentido más propio y auténtico en el imaginario colombiano y latinoamericano que el significante “comunista”. La táctica podría ser retomar el espíritu de lo propuesto en los acuerdos y hacer del Sumak Kawsay o Buen Vivir la propuesta de modelo de desarrollo del nuevo partido político. No haya y sea que al final termine el centro democrático hablando del Buen Vivir, como ya lo hizo al tomar las banderas contra la corrupción.

Muchos dirán que si la inspiración política del M-L y el sueño por el modelo de desarrollo del socialismo/comunismo no se coloca en los estatutos se perderá el foco y la iluminación de las ideas marxistas; pero no, a mi modo de ver, la creación del centro de pensamiento es precisamente para garantizar la línea ideológica y el crecimiento de nuevos desarrollos conceptuales y teóricos y porque no la creación de una propuesta propia inspirada en estos marcos conceptuales como lo hicieron en Bolivia y Ecuador. La idea no es dejar de ser comunistas. La idea no es dejar de dar el debate del comunismo a un lado, es más bien profundizarlo con ayuda del centro de estudios y contextualizarlo en el momento actual para volverlo, ¿porque no?, hegemónico a través de los años. Paralelamente conquistando posiciones estratégicas de poder en el estado colombiano, el nuevo partido podrá alcanzar niveles ideológicos más altos en la militancia y en la sociedad colombiana y profundizar todas las transformaciones que se vayan dando.

Así, el partido sería al inicio un “sancocho colombiano” como lo manifestó el comandante de las FARC-EP Timoleón Jiménez, para con el paso del tiempo ir refinándolo, puliéndolo y acotándolo acorde con los avances que se vayan logrando y no al revés. Recordando a Mao, pequeños saltos cuantitativos para lograr cambios cualitativos.

Sea cual fuera la decisión que tome el congreso fundacional, continúo y me sumo con optimismo gramsciano y amor latinoamericano a esta nueva fuerza política por la Nueva Colombia.

Referencias.

Leeuwis, C. (2007). Communication for rural innovation: Rethinking agricultural extension. (Communication for rural innovation.) Oxford: Wiley.

Por: Fredy Julián Cortés Urquijo

Fuente: prensarural.org
Beijing, 16 ago (PL) El ministro de Relaciones Exteriores de Bolivia, Fernando Huanacuni, finalizó hoy una visita oficial a China durante la cual se reunió con su homólogo Wang Yi.


Ambos cancilleres se encontraron para coordinar el viaje al gigante asiático del presidente Evo Morales previsto para 2018.

Huanacuni destacó las posibilidades de intercambio comercial entre las dos naciones y abogó por la exportación a China de cuatro productos bolivianos como café, quinua, soya y carne, según informa la prensa.

Además, el canciller latinoamericano anunció que Bolivia se ha convertido en miembro activo del Banco Asiático lo que puede favorecer la construcción de infraestructuras de ese país con China.

Durante su estancia en Beijing, Huanacuni dictó en el Centro de Diplomacia Pública e Intercambio Cultural la conferencia titulada Vivir bien, una propuesta alternativa al capitalismo en ocasión del 192 aniversario de la independencia de Bolivia.

rc/idm

Fuente: prensa-latina.cu
Washington, 16 ago (PL) Los comentarios del presidente Donald Trump sobre los hechos de Charlottesville, Virginia, provocan hoy nuevas críticas en diversos sectores estadounidenses, luego de que el mandatario responsabilizara a ''ambos lados'' por la violencia del sábado.


Después de que ese día una movilización de supremacistas blancos chocara con grupos antirracistas en esa localidad, el jefe de Estado rechazó la violencia provocada por 'muchas partes', pero no mencionó explícitamente a los movimientos de ultraderecha presentes en el lugar.

Tras recibir condenas de diversas figuras ante sus moderados comentarios, el gobernante republicano expresó el lunes en la Casa Blanca que el racismo 'es malo y quienes causan la violencia en su nombre son criminales y matones, incluyendo el Ku Klux Klan, los neonazis, los supremacistas blancos'.

Sin embargo, ayer volvió a desatar controversia a afirmar en una conferencia de prensa que hubo 'culpa de ambas partes' en los eventos mortales del fin de semana en Charlottesville.

Ante las preguntas de los periodistas acerca de por qué no condenó inmediatamente a los manifestantes racistas por su nombre, Trump aseguró que su primera respuesta a los hechos fue 'excelente', y que los participantes en la contraprotesta eran tan responsables como los de ultraderecha.

Fue un día horrible. Tienes un grupo en un lado que era malo y tienes a un grupo del otro lado que también era muy violento. Nadie quiere decirlo, pero yo lo voy a decir ahora mismo, expresó desde la Torre Trump de Nueva York.

Según el mandatario, no todas las personas opuestas a la retirada de una estatua del general confederado Robert E. Lee eran neonazis o supremacistas, y afirmó que la 'izquierda' también atacó violentamente.

Los demócratas reaccionaron con furia a esas declaraciones, las cuales vieron como una señal de que el jefe de la Casa Blanca no fue sincero cuando condenó el racismo el lunes.

'Como judío, como estadounidense, como humano, las palabras no pueden expresar mi disgusto y decepción. Este no es mi presidente', escribió en Twitter el senador por Hawái Brian Schatz.

No hay 'muchas partes' en un hecho terrorista. Los nacionalistas blancos alimentaron este ataque y deben ser responsabilizados, manifestó Bob Casey, senador demócrata por Pensilvania.

Los republicanos también tuvieron rechazo para el jefe de Estado, entre ellos el presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, quien indicó que la supremacía blanca es repulsiva. 'Este fanatismo es contrario a todo lo que representa este país. No puede haber ambigüedad moral'.

El congresista del partido rojo Will Hurd, de Texas, sostuvo que no estaba orgulloso de cómo Trump se había manejado en la conferencia de prensa. 'Dísculpese. El racismo, el fanatismo y el antisemitismo de cualquier forma es inaceptable', señaló en diálogo con CNN.

Por el contrario, David Duke, exlíder del Ku Klux Klan, agradeció al mandatario por, según él, haber dicho la verdad sobre #Charlottesville y 'condenar a los terroristas de izquierda'.

mem/mar/mg

Fuente: prensa-latina.cu
Presidente Iraní asumió su segundo mandato

El presidente iraní, Hassan Rohani, asumió el sábado pasado su segundo mandato. En Teherán hubo representantes de cien países y entidades internacionales, lo que dio idea del fracaso de las sanciones contra el país. Al contrario, éste tiene más amigos y socios.


Todo lo que tenga que ver con Irán es ocultado o deformado en los medios argentinos que tienen sintonía con el departamento de Estado norteamericano. Por eso vale la pena recordar que Hassan Rohani venció el 19 de mayo pasado en los comicios presidenciales, al colectar el 57 por ciento de los votos, 23.5 millones de sufragios, frente a su rival Ebrahim Raisi, quien tuvo el respaldo del 38,3 por ciento.

Fue una elección sin incidentes, denuncias ni sospechas de fraude. Votaron 41,2 millones de electores, el 73 por ciento del padrón, una prueba de alta participación. El clérigo doctor Rohani venció en primera vuelta y obtuvo 5 millones de votos más que en su primera elección de cuatro años antes. Fue ganando en apoyo popular, lo que se explica fácilmente porque tras la firma en 2015 de los trabajosos acuerdos internacionales sobre su programa atómico, descartando que éste tuviera visos militares, el país persa se vio favorecido por el paulatino levantamiento de las sanciones internacionales. Y de ese modo rescató fondos millonarios congelados en el exterior y pudo firmar acuerdos económicos y comerciales con diferentes empresas y países, sin el bloqueo monitoreado desde Washington.

Y ese mejoramiento de la jaqueada economía le permitió mejorar sus índices laborales y sociales, deteriorados en los años de mayor aislamiento, cuando del desempleo había superado el 12, 5 por ciento y era más del doble en las capas juveniles. Esa mejoría del ambiente económico-social tuvo directa incidencia en los resultados electorales de mayo pasado, que desairaron a Donald Trump. El energúmeno era y es partidario de retomar sanciones contra la República Islámica; está siempre a la pesca de alguna oportunidad para agredirla y desconocer los acuerdos suscriptos en 2015 entre Irán y el G5+1 (China, Rusia, EE UU, Reino Unido y Francia, más Alemania).

El mejor clima interno se vio acompañado de un panorama favorable de sus relaciones en la región. Mejoró su vínculo con el gobierno de Irak, al que apoyó política, diplomáticamente y con asesoría militar para la lucha contra el grupo terrorista ISIS o Daesh. El gobierno de Bagdad pudo liberar al cabo de casi tres años de lucha la segunda ciudad, Mosul, antes bajo control del “califato colifato”.

Otro frente de donde llegaron buenas noticias fue del sirio. Allí también Irán presta ayuda múltiple al presidente Basher Al Assad, en acuerdo con Rusia y la milicia libanesa Hizbollah. La recuperación de la ciudad de Aleppo y el fortalecimiento de Al Assad fueron una carambola a dos bandas para Rohani y su Cuerpo de Guardianes de la Revolución, que ayudó a combatir también allí al ISIS, Al Nusra y otros grupos terroristas financiados originalmente por Washington, países europeos, monarcas árabes y Turquía.

Cien en Teherán

Irán mejoró su vínculo no solamente con países muy cercanos o aliados de su proceso histórico y político, o en sintonía con su pertenencia a la rama chiita del Islam. No. La asunción de Rohani el sábado 5 en la sede del Parlamento, tras la validación de dos días antes por el líder supremo ayatolá Alí Jamenei, fue presenciada por un centenar de representantes de gobiernos y entidades del quehacer internacional. Fue algo nunca visto desde la revolución islámica conducida por el ayatolá Ruhollah Jomeini en febrero de 1979.

El portal Tercer Camino hizo el listado prolijo sobre esa asistencia: “ocho presidentes de gobierno, 19 presidentes parlamentarios, nueve vicepresidentes y primeros ministros, siete vicepresidentes de Parlamentos, 11 ministros de Relaciones Exteriores, 35 enviados especiales y altas autoridades de 92 países de diferentes países”. Entre los presidentes, estuvieron los de Irak, Fuad Masum; Afganistán, Ashraf Ghani; Armenia, Serzh Sargsyan, y de Zimbabwe, Robert Mugabe. Hubo 8 entidades internacionales, entre ellas la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), con su secretaria general, Mukhisa Kituyi. También el enviado del Papa, arzobispo Alberto Ortega Martin.

Bahram Qassemi, vocero de la cancillería iraní, le puso un toque irónico a la información. Dijo que esa gran asistencia demostraba más bien una “iranofilia” en lugar de la “iranofobia”; esta última es el odio que destilan las administraciones norteamericanas y quieren propagarla al mundo entero, sin éxito. El presidente Rohani había mantenido 27 reuniones, el ministro de Relaciones Exteriores Mohammad Yavad Zarif otras 27 y el presidente del Parlamento Ali Lariyani 30 encuentros con los delegados extranjeros.

A una de las visitantes que se atendió con especial cortesía fue a la representante de la Unión Europea, Federica Mogherini. Mucho más desde que la UE se desmarcó de las sanciones adoptadas el 27 de julio por el Capitolio y refrendadas el 2 de agosto por Trump, contra Irán, Rusia y Corea del Norte.

Mogherini había declarado que los acuerdos del G-5+1 con Irán mantenían su vigencia y se debía avanzar en los planos económicos y comerciales. Las sanciones de Trump carecían de valor para la Unión Europea, advirtiendo a EE UU que de no ser consideradas sus preocupaciones, “se actuará de forma apropiada en cuestión de días”. Podría implementarse una ley para impedir que las medidas estadounidenses sean “reconocidas o implementadas” en Europa.

Hubo también enviados de Francia, Reino Unido y otros países, seguramente por la posibilidad de negocios de mutuo beneficio con Irán, no porque tengan afinidad política con la República Islámica. Sus compañías vienen firmando contratos en las ramas petrolera, automotriz, etc.

Desde Londres viajaron Richard Bacon, presidente del Grupo Parlamentario británico sobre Irán, y Alistair Burt, ministro británico para Oriente Medio y norte de África. “Las relaciones bilaterales de Gran Bretaña con Irán son muy importantes para ambos países", añadió Bacon a la agencia oficial Irna. Por España estuvo el presidente del Senado, Pío García Escudero.

Haber logrado despegar en estos puntos a la Unión Europea de la obediencia a Washington es un gran logro de Rohani y su canciller Zarif. Claro está, sin el concurso bestial del magnate, difícilmente hubieran logrado tantos éxitos en tan corto tiempo. Trump empujó los peces europeos a las aguas profundas...

Lo que viene

Rohani es consciente de todo lo que le falta avanzar como presidente número 12 de la República Islámica, aún con el balance positivo del último cuatrienio. En su discurso del jueves pasado admitió que “todavía estamos lejos de alcanzar una posición económica eficaz a nivel regional e internacional”. En su enumeración de las grandes metas, puntualizó la erradicación de la pobreza, la lucha contra la corrupción, el control de la inflación, el crecimiento económico y el acceso a los mercados mundiales y regionales.

Lo suyo no quedó en un economicismo ramplón porque insistió en la necesidad de un mundo y una región más pacífica, reiterando que su deseo mayor es la preservación de la paz y el cumplimiento de los compromisos internacionales de Irán. Eso sí, con simultánea defensa de la soberanía porque los persas no se doblegan ante las sanciones y las amenazas de guerra en su contra.

Esa postura tercermundista y soberana estuvo en línea con lo dicho por el ayatolá Jamenei en la ceremonia de ratificación del 3 de agosto, cuando recalcó que hay que enfrentar a cualquier poder hegemónico, liderado por EE UU, evocando que la arrogancia mundial quiere que Irán se vea aislado, algo que nunca lograron.

Partiendo de esas posiciones de principios y firmeza, Rohani está flexibilizando al máximo las medidas económicas para lograr acuerdos con inversionistas extranjeros, crear puestos de trabajo y aportar capitales al desarrollo.

Por ejemplo, se firmó un acuerdo con la Renault para establecer una automotriz mixta, 60 por ciento capital galo y 40 por ciento iraní, para fabricar 150.000 vehículos anuales y producir nuevos modelos.

Otro caso, la petrolera estatal, National Iranian Oil Company (NIOC), firmó un convenio con el gigante francés Total y la china CNPC, para la explotación del gas y crudo en alta mar, en la fase 11 del yacimiento Pars del Sur, donde hay muchos requisitos tecnológicos que demandan aquella asociación. La NIOC y la PetroPars o Pars Oil and Gas Company (POGC) se gastaron la mitad de sus finanzas en ese proyecto y prevén invertir 5.000 millones de dólares, pero precisan otros 20.000 millones de dólares en inversiones en alta mar para evitar la caída de la presión.

Esos yacimientos están siendo explotados por la competencia, Qatar: hay una carrera contra reloj para que ese vecino no le vacíe las reservas. Ardua tarea para el ministro iraní de Petróleo, Biyan Zangeneh y los directivos de NIOC, que han logrado socios franceses y chinos, superando las sanciones estadounidenses.
Esa es una señal de los nuevos tiempos, porque en los últimos diez años Pars del Sur estuvo paralizado. Ahora se pone en marcha, como otras cosas de Irán. Esa buena nueva merece conocerse en Argentina, perforando el bloqueo informativo de Clarín y medios afines al imperio y el sionismo.

Por: Emilio Marín

Fuente: uruguay.barometro@gmail.com
Al día siguiente de la histórica elección de la Asamblea Nacional Constituyente, que tuvo lugar en la República Bolivariana de Venezuela el 30 de julio pasado, innumerables periódicos en el ámbito planetario, entre ellos, de México, exhibieron en sus primeras planas la fotografía del momento preciso en que es detonada una carga explosiva en una avenida del este de la ciudad de Caracas, dirigida contra una caravana de motorizados de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB). En un video de la emboscada que circuló por las redes electrónicas, es posible observar la columna de motociclistas dar vuelta a una esquina, y de pronto, en el fondo de la calle, tiene lugar la detonación que causó la muerte de un joven integrante de este cuerpo militar y heridas graves a otros ocho.


Los medios de comunicación empotrados en los grupos fascistas que pretenden deponer al presidente constitucional Nicolás Maduro Moro, filmaron los detalles del ataque hasta su fatal consumación, e, incluso, en el video, es posible escuchar las exclamaciones de júbilo de los supuestos luchadores por la libertad, que celebran así el éxito de su atentado, que, de realizarse en cualquier ciudad de Europa o Estados Unidos, seguramente hubiera ocasionado una conmoción mundial.

Sin embargo, esta cobarde agresión preparada con premeditación, alevosía y ventaja, fue cabeceada con titulares de este tenor en los diarios: Maduro baña en sangre Venezuela en farsa electoral, Imponen la Constituyente, día de fuego y sangre, Maduro completa su giro autoritario en una Venezuela en pie de guerra, Maduro encubre con violencia y represión el fracaso de la constituyente, Maduro perpetra su golpe. El diario mexicano Milenio, con la misma portada, cabeceo: Imponen la Constituyente. Esto es, las víctimas son presentadas como victimarios y la fotografía de un acto terrorista es mostrada como prueba de las derivas autoritarias de una supuesta dictadura y de un ambiente de caos y guerra civil.

El reconocido experto en medios de comunicación, Pascual Serrano, analiza críticamente estas portadas de los diarios del estado español: ABC, El Mundo, La Razón, La Voz de Galicia, Heraldo, El Norte de Castilla. Sin embargo, la realidad de la jornada electoral en la que se eligieron los y las constituyentes fue totalmente distinta a la proyectada por el necroterrorismo mediático, que, por la uniformidad y sincronía de su mensaje, bien se puede suponer, sin entrar en la teoría de la conspiración, que hubo un director de orquesta en esta batalla por la narrativa de los militares estadunidenses especialistas en las guerras de amplio espectro. Lo que importa no es la verdad de lo que ocurre, sino la manipulación mediática a nivel masivo. Como bien lo denunció el ministro del Poder Popular para la Comunicación e Información, Ernesto Villegas: “Contra Venezuela se está produciendo un mega fake news”. (Correo del Orinoco, 6/07/17).

Estuve en Venezuela días antes y durante el proceso electoral como parte de la observación internacional proveniente de ciudadanos de unas 20 naciones. De nuestros recorridos, entrevistas y testimonios pude observar un país en el que la violencia proviene fundamentalmente de la Mesa de Unidad Democrática (MUD) y sus brazos paramilitares y delincuenciales, y está localizada en puntos muy precisos y reducidos de la geografía venezolana. El resto del territorio vive la normalidad cotidiana de un país caribeño, con las características estructurales de una economía rentista en profundo cambio, pero, sobre todo, sometida al asedio oligárquico-imperialista, siempre omitido por los analistas, incluyendo quienes se autocalifican de izquierda. Partimos de la base de que el chavismo ha sido un verdadero terremoto sociopolítico que provocó una toma de conciencia de clase y de patria de millones de personas, por un lado, y, por el otro, la rebelión sediciosa, racista y clasista del grupo oligárquico que perdió el poder político y el apoyo de las fuerzas armadas, que, en este caso, obedecen al poder originario: el pueblo de Venezuela. De ahí que la burguesía busqué en Estados Unidos, la desprestigiada OEA y los gobiernos subalternos al imperio, la intervención por la vía de sanciones económicas y políticas y, la ansiada y demandada intervención militar. 

El fracasado ataque de civiles portando uniformes militares, al mando de un oficial subalterno que hace tres años fue separado de la institución por traición a la patria y rebelión, al Fuerte Paramacay, ubicado en Valencia, estado Carabobo, en la madrugada del 6 de julio, es otra prueba fehaciente de la apuesta de la derecha venezolana por la violencia golpista. Para el necroterrorismo mediático no mereció atención la participación de más de ocho millones de venezolanos y venezolanas en el proceso electoral para elegir la Asamblea Nacional Constituyente y no obstante que varios acompañamientos, escrutinios y observaciones internacionales dieron cuenta de la constitucionalidad, legalidad y legitimidad de la elección, así como de la fortaleza tecnológica, logística y profesional del Consejo Nacional Electoral. En el informe presentado al final de la jornada electoral, los y las integrantes de este acompañamiento internacional, hicieron un llamado a respetar la decisión soberana y el derecho a la autodeterminación del pueblo venezolano, expresados en la elección de la Asamblea Nacional Constituyente.

Asimismo, se consideró que esta elección estuvo fundamentada en el ordenamiento jurídico venezolano, y en la reafirmación del principio universal del ejercicio de la soberanía de los pueblos y de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas. Los y las acompañantes fueron testigos de cómo, cruzando ríos para evitar las trancas o retenes de los violentos, pernoctando en casas de familiares y amigos, y no obstante las campañas de terror entre la población: “Los venezolanos y las venezolanas en ejercicio de su derecho a la participación política, consagrado en el artículo 62 de la Constitución, han concurrido –de manera cívica y pacífica– a ejercer su derecho al voto, en una elección libre, universal, directa y secreta (…) El pueblo venezolano se pronunció por la paz, a pesar de las amenazas y acciones intervencionistas del gobierno de Estados Unidos de América y sus aliados,” y, añadiría, a pesar de la mega campaña del necroterrorismo mediático.

Por: Gilberto López y Rivas

Fuente: uruguay.barometro@gmail.com
Solos o en grupo, se internan en el peligroso y desconocido territorio de las fronteras.

¿Qué los impulsa a emprender una aventura semejante? Estudios sobre el tema abundan en proporción inversa a las soluciones, dejando la puerta abierta para que miles de niñas, niños y adolescentes intenten o, peor aún, logren traspasar los límites de su aldea, caserío, ciudad y país en búsqueda de algo mejor, de un futuro más promisorio que el ofrecido en su propia tierra. Son los niños emigrantes, aquellos privados de toda posibilidad de desarrollo en uno de los países más ricos del continente.


Sacrificar a la niñez en aras de la corrupción ha sido una de las políticas recurrentes durante todos los gobiernos de la era democrática de Guatemala. Es importante mencionar esto último porque durante las dictaduras los dados estaban echados, pero las promesas a partir del renacer democrático se centraron de tal modo en los derechos de la niñez, como para haber construido una de las plataformas nutricionales, educativas, recreacionales y sociales perfectas para el desarrollo integral y óptimo de las nuevas generaciones. Por supuesto, nada de eso ha sucedido. Desde el minuto siguiente a la toma de posesión de un nuevo gobierno, el olvido de la niñez ha sido el tono oscuro de todas las administraciones.

Institutos clausurados, escuelas abandonadas, maestros mal pagados y peor capacitados ha sido la marca país durante generaciones. Una universidad estatal que un día fue símbolo de alta calidad académica cayó bajo el mismo círculo de corrupción, con obvias consecuencias. La desnutrición crónica infantil se disparó hasta cubrir con su sombra a enormes sectores de la población menor de 12 años y la carencia de políticas públicas destinadas a reparar esos agujeros negros brillan por su ausencia. El sistema de salud pública, también cautivo de grupos criminales, sobrevive en condiciones paupérrimas por falta de un presupuesto que se deslizó hacia los bolsillos de unos pocos.

Entonces, ¿cómo es posible criminalizar a la niñez emigrante como si para ellos emigrar fuera una travesura llevada al extremo? Porque esas niñas, niños y adolescentes, quienes cruzan las fronteras en condiciones horrendas de riesgo e indefensión son tratados como delincuentes en todos los puntos del trayecto. Explotados, violados, hambrientos y desprotegidos por las autoridades –las mismas que los agreden- carecen de toda garantía de supervivencia cuando por el contrario, deberían ser objeto de la mayor protección.

La prioridad ahora es evitar esa emigración de niñez abandonada. Para lograrlo, la sociedad y el gobierno en pleno tienen la obligación absoluta de corregir los errores que han llevado a Guatemala a convertirse en uno de los países con menor calidad de vida del mundo por causa de la violencia, la corrupción y la desidia de quienes detentan el poder en los sectores de decisión política y económica. La vergüenza de ser una de las naciones “productoras” de emigración infantil ya debería haber hecho reaccionar a la ciudadanía. Pero esta se ampara en la ignorancia de la verdadera dimensión de la tragedia para no actuar, dejando el destino de sus descendientes en manos de los menos calificados.

La niñez y la juventud son los únicos recursos posibles de reciclaje de un país, son el nuevo inventario de talentos, constituyen un tesoro potencial de productividad y desarrollo cuyo desperdicio demuestra cuán poco interesa a las generaciones actuales el futuro de su patria. El tiempo de rescatarlos ya ha vencido y ahora es una tarea de la mayor urgencia actuar con conciencia, empatía y responsabilidad. No es un asunto de caridad, es un tema de derechos humanos.

ROMPETEXTO: Los habitantes más abandonados son quienes tomarán las riendas del país, es preciso rescatarlos.

Por: Carolina Vásquez Araya 

Fuente: uruguay.barometro@gmail.com
El gobierno argentino de Macri, nuevamente deja en claro sus prioridades, invirtiendo cifras astronómicas en armamento de guerra mientras cada día que pasa aumenta la cantidad de argentinos que tienen sus necesidades más básicas, insatisfechas. La industria armamentista de otros países colocan sus productos aquí, y así como las armas importan el narcotráfico y otros conflictos, porque no se trata de lo que necesita Argentina sino de lo que necesitan ellos, para hacer sus Meganegocios, si surge un conflicto armado con Venezuela o Bolivia, se pondrán a disposición dichas armas y soldados argentinos como lo hacen otros países lacayos en medio oriente, como son los de la Unión Europea. Turquía, Arabia Saudita, entre otros, como México y Colombia.


Mientras tanto, el gobierno argentino, que domina los tres poderes y hasta la Corte Suprema de Justicia, como a los traidores dirigentes de la CGT y ambiciosos gobernadores pseudo justicialistas como son Juan Manuel Urtubey, Sergio Uñac, Rosana Bertone, Lucía Corpacci, Sergio Casas, Mario Das Neves, Juan Schiaretti, Juan Manzur y Gustavo Bordet, , s está e preparando un fraude electoral con INDRA, que este año se encargará del escrutinio provisorio de las elecciones. Será así porque en el Correo Argentino preparan una licitación a medida de la firma, salpicada por un escándalo de corrupción en España y siempre sospechada de irregularidades en los comicios en los que interviene. Detrás de la maniobra está el ex director electoral kirchnerista Alejandro Tullio, que sobrevivió al cambio de gobierno pese a que era muy cuestionado por la oposición. Desde que se conoció el nuevo padrón electoral un detalle se volvió llamativo: en un 75% de consultas aparece modificado el lugar usual de votación. Esto podría deberse a una reorganización de datos, o también a un plan del gobierno para que la baja participación diluya los resultados catastróficos de las próximas elecciones. Cuando la semana pasada la Cámara Nacional Electoral habilitó el padrón electoral 2017 para las PASO, un dato llamó la atención de los votantes: de cada 10 consultas realizadas, entre 6 y 7 encontraban que votaban en diferentes establecimientos educativos a los ordinarios. El hecho de modificar los lugares habituales de votación es una herramienta eficaz para disminuir la participación ciudadana en el acto electoral y una manera efectiva de desligitimar una eventual derrota. 

Al mejor estilo neo nazi, Mauricio Macri aseguró que el gobierno nacional se limitará a respetar la independencia del Poder Judicial de Jujuy, al referirse a la cautelar de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) a favor del régimen de prisión domiciliaria para la dirigente social Milagro Sala. "Si todas las denuncias que pesan sobre esta señora (Milagro Sala) son verdad ella merece estar presa. No podemos permitir que los juicios duren diez o veinte años como nos tenían acostumbrados con los temas de corrupción", aseguró el presidente en dialogo con Canal 2 de Jujuy, siendo que la CIDH y la ONU no cuestionan las denuncias sino el proceso penal que tuvo Sala, arrestada en prisión preventiva desde enero de 2016. El presidente Macri dijo: "Respeto la independencia de las provincias y más la de sus sistemas judiciales. Yo predico y trabajo todos los días para que el federalismo sea una realidad y lo peor que puedo hacer si yo demando por una justicia independiente federal es no aceptar que no haya una en cada provincia". Mientras que los medios periodísticos, aseguran que planean intervenir el poder judicial de San Luis, por no aceptar la lista de Cambiemos para las próximas elecciones legislativas.

Por mi parte, comparto plenamente lo que hace un par de días, Leopoldo Moreau, de la línea alfonsinista, donde están los radicales auténticos, expresó: “En todo este tiempo -en el que marcamos nuestras profundas diferencias con los dirigentes de la UCR escudados en la sigla, por su decisión de sumarse a un proyecto de restauración conservadora y neoliberal- evitamos polemizar con ellos personalizando el debate. Esta vez, no podemos dejar de hacerlo. Gerardo Morales y Mario Negri han tirado a la basura la tradición latinoamericanista de Yrigoyen, Illia y Alfonsín, que -junto a la defensa de la educación pública- han sido pilares fundamentales e inconmovibles de la identidad radical. Morales dijo hoy que "la Comisión Interamericana de Derechos Humanos son burócratas que viven en Washington". Esos "burócratas" son los que vinieron en el año 1979 y desnudaron el genocidio que practicaba la dictadura militar. Morales desconoce que en ese tiempo militantes radicales hicieron cola frente a la sede de la OEA, en Avenida de Mayo, jugándose la vida, para llevar denuncias sobre la desaparición de personas y la existencia de campos de concentración. No es casual que los desaparecidos que tuvo el radicalismo fueron, precisamente, abogados que defendían los derechos humanos, como Sergio Karakachoff, Mario Abel Amaya, Angel Pisarello o Felipe Rodríguez Araya, cuya memoria con estas declaraciones, Gerardo Morales insulta. Por su parte, Mario Negri, motivado por llevar la campaña sucia a cualquier terreno, se sumó con un proyecto al desatino que practica el impresentable de Macri, tratando de poner en la agenda electoral una delicada cuestión de política regional. Nadie puede negar que en Venezuela se vive una crisis. 

Un presidente de Argentina, frente a esa situación, tiene dos maneras de actuar: o hace de bombero o trabaja de incendiario. Cuando EEUU se preparaba para invadir Nicaragua, Hipólito Yrigoyen le dijo a Hoover, en una comunicación telefónica, que "los pueblos son sagrados para los pueblos como los hombres son sagrados para los hombres". Muchos años después, Arturo Illia -en 1965- se negó a enviar tropas argentinas a la invasión norteamericana a Santo Domingo, a pesar de las presiones de la OEA y del entonces comandante en jefe del ejército, Juan Carlos Onganía. Unos cuantos años después, Raúl Alfonsín tuvo que decidir sobre una crisis aún mucho más riesgosa que la que presenta hoy la situación de Venezuela. En ese entonces, el gobierno de Ronald Reagan había preparado una invasión a Nicaragua -gobernada por los sandinistas- que, de haberse producido, habría contagiado a toda Centroamérica en un baño de sangre incontrolable. 

Qué hizo Alfonsín? Se puso al frente de un grupo denominado Contadora, que medió en el conflicto desembocando en un proceso electoral que evitó la invasión, pacificando así a toda la región. En una etapa más contemporánea, en su rol de Secretario General de la UNASUR, Néstor Kirchner logró superar una crisis que podría haber derivado en una guerra entre Venezuela y Colombia, sentando en una mesa, nada más y nada menos, que a Hugo Chávez y Alvaro Uribe, representantes de dos extremos en materia de mirada política. Sé que es una herejía comparar a Yrigoyen, Illia, Alfonsín y Kirchner con Mauricio Macri, quien ha decidido en el caso venezolano actuar como un piromaníaco que anda desparramando nafta irresponsablemente. Lo hace por dos razones, en primer lugar porque quiere servir a los intereses de la derecha norteamericana, y en segundo lugar porque quiere bastardear, incluyendo en la agenda electoral, un tema de política regional extremadamente delicado. Mario Negri y muchos radicales deberían reflexionar sobre la diferencia que hay entre estadistas y un mamarracho. 

También deberían reflexionar sobre la tradición radical de no intervención ni injerencia en los asuntos de otros países hermanos. En realidad, estos horrores de política exterior del gobierno macrista -a falta de otras razones que sobran- deberían ser motivo suficiente para que abandonen Cambiemos. Pero no soy ingenuo, sé que es pedirle demasiado a ellos, aunque no a quienes abrazaron la causa del Yrigoyenismo y del Alfonsinismo.

Por: Norma Estela Ferreyra

Fuente: uruguay.barometro@gmail.com
En un reciente viaje a China en mi condición de investigador invitado de la Universidad de Shanghái, los colegas de esa casa de estudios me instaron a acompañarlos a visitar el Museo se la ciudad que acogía la muestra “Una historia del mundo en 100 objetos”. La exposición se propone presentar de manera cronológica, dos millones de años de historia de la humanidad en solo 100 piezas. En ella se pueden ver desde antiguas herramientas de madera y hierro hasta tarjetas de crédito e instrumentos que funcionan con energía solar.


En una nota de prensa el director del Museo Británico, Hartwig Fischer exponía que la muestra: “Te lleva alrededor del mundo. No sólo alrededor del mundo, no solo por la superficie de la Tierra, también te lleva a las profundidades de la historia. Pueden hacer eso porque los objetos cuentan una historia. Nosotros como guardianes de esos objetos, tenemos la responsabilidad maravillosa de contar esas historias, que son siempre historias sobre seres humanos”.

Hasta ahí, todo pareciera una excelente oportunidad de conocer acerca de nuestro origen y además recibir un “baño de cultura” que amplíe el conocimiento y el acervo, pero al finalizar el recorrido, en realidad lo que experimenté fue una sensación de impotencia y repudio ante la forma tan grotesca, impúdica y descarada como Gran Bretaña expone en realidad una historia del colonialismo, el avasallamiento y la expoliación de los pueblos, además enorgulleciéndose de tal obra. La verdad es que esta exposición no es más que una amplia muestra de objetos robados en las múltiples incursiones que ese país monárquico ha hecho por el mundo.

Fischer, le auto atribuye a Gran Bretaña la condición de “guardianes de esos objetos”, una responsabilidad que nadie les dio y que asumieron a través de invasiones, matanzas masivas, y exterminio de los pueblos originarios , únicos y verdaderos propietarios de estos tesoros culturales de la humanidad. Fisher también debería saber que nadie les ha dado “la responsabilidad maravillosa de contar esas historias”. La historia de los pueblos la deben contar los propios pueblos, no sus asesinos colonialistas, usurpadores de la historia.

De la misma manera, el recorrido a través de esta exposición deja a las claras, que contrario a lo que nos han hecho suponer, Europa es un territorio primitivamente poblado por tribus bárbaras que dieron origen a sus actuales nacionalidades y cuyo aporte a la cultura tiene fecha reciente en la larga historia de la humanidad. La muestra no expone vestigios de desarrollo cultural avanzado en Europa como si lo hay en Asia (China, Persia, India y Mesopotamia), África (Egipto) y América Latina y el Caribe (Aztecas, Mayas e Incas), todos estos, espacios geográficos donde se posó la actitud hamponil de Gran Bretaña.

Sería interesante descubrir cómo y por qué, estas culturas atrasadas y estas civilizaciones salvajes que dieron origen a los países europeos, y posteriormente a los del norte de América llegaron a dominar el mundo en siglos recientes, evidentemente no por el poder de su cultura, sino por su capacidad de aprovechar los adelantos científicos y técnicos para desarrollar a través de las armas, una sapiencia puesta al servicio del terror y la muerte consumada en el siglo XX con la creación del arma atómica como soporte del poder global del presente.

Toda esta reflexión viene a mi recuerdo cuando leo con estupor las declaraciones abiertamente injerencistas de la Alta Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Federica Mogherini quien suponiendo que Venezuela es Grecia, emitió una amenazante opinión, supuestamente en nombre de todos los países que conforman esa comunidad. Actuando como apéndice de Estados Unidos, y aceptando su política exterior, Mogherini en cambio, ha mantenido absoluto y vergonzoso silencio frente a las sanciones que el país norteamericano ha impuesto a Rusia, las que, cual leyes Helms-Burton y Torricelli contra Cuba, exponen acciones extra territoriales que afectan empresas europeas.

La señora Mogherini debería escuchar a los líderes de los países que pagan su sueldo: la canciller federal alemana ha expresado reservas respecto a dichas sanciones. Lo mismo ha expuesto el presidente francés Emmanuel Macron, no solo respecto de Rusia, sobre Venezuela, se manifestó en contra de aplicar sanciones e incluso dijo estar disponible “para facilitar las negociaciones por la vía del diálogo”. Como dije hace unos días, Europa se debería desprender de la desastrosa tutoría española en relación a las políticas hacia América Latina. Un gobierno infinitamente corrupto y desprestigiado que solo puede mantenerse en el poder por la desvergüenza del PSOE, no tiene soporte ético ni moral, mucho menos político, para dictar pautas de comportamiento a nadie. Rajoy y Mogherini se deberían preocupar más del referéndum de Cataluña que de Venezuela. Aquel, que se pretende impedir con tanques y represión, cercenando la voluntad democrática de un pueblo si debería inquietar a la responsable de las políticas de seguridad de la Unión Europea. La representante de países que ni siquiera tienen la dignidad de repúblicas, y que viven en el Medioevo manteniendo monarquías corruptas y parásitas no pueden dictaminar política para Venezuela, quien se liberó de tal tutela hace más de 200 años.

Mogherini debería saber que otro español, un digno héroe de las guerras anti napoleónicas de su país, el General Pablo Morillo, máximo jefe de las fuerzas militares españolas en Venezuela entre 1815 y 1820, quien llegó al país con el mayor ejército jamás constituido para a combatir las luchas independentistas de esta parte del mundo, tenía una opinión distinta a la suya. Seis meses antes de regresar a su país, derrotado por Bolívar y los patriotas venezolanos, Morillo escribió, el 26 de julio de 1820 un oficio dirigido al Secretario de Estado y Despacho de la Gobernación de Ultramar de España, –no desde una sórdida oficina de Bruselas donde se reciben órdenes de los bancos y se diseñan conspiraciones en el siglo XXI- sino desde los polvorientos campos de batalla de Venezuela, en el siglo XIX: “ Ellos no quieren ser españoles, así lo han dicho altivamente desde que proclamaron la Independencia, así lo han sostenido sin desmentir jamás su opinión en ninguna circunstancia ni vicisitud de la Península, esto lo repiten ahora sin dejar las armas de la mano, lo repetirán siempre y sea cual fuese nuestra conducta o nuestro gobierno, la absoluta independencia o la guerra es el arbitrio que nos dejan escoger”.

Las circunstancias han cambiado, pero la altivez de los venezolanos se mantiene incólume, Venezuela no quiere volver a ser colonia de nadie como lo señaló el general Morillo, eso no se ha modificado, pero ahora, sin “dejar las armas de la mano”, seguimos queriendo “absoluta independencia”, pero a diferencia de 1820, ahora no ofrecemos la guerra a cambio a Europa. Nuestra propuesta es la paz, el respeto a las decisiones políticas internas, la no injerencia y la autodeterminación conquistadas tras siglos de lucha.

Es su decisión, mantener putrefactas monarquías y es su decisión reprimir referéndums independentistas. Nosotros apelamos a la paz y a la voluntad del pueblo que en Asamblea Constituyente va a decidir el futuro del país, sin importar cual sea vuestra conducta y vuestro gobierno como sentenciara el general Morillo hace casi dos siglos.

Por: Sergio Rodríguez Gelfenstein

Fuente: uruguay.barometro@gmail.com

Biblioteca Digital

Descarga el 4F

Publicaciones

Prensa Rural (Bo)

El Especulador

Visitante Web

Caricatura

Con la tecnología de Blogger.

Video

Earle Herrera: Constituyente

Nos cabe el honor de participar en dos procesos constituyentes. El primero en el crepúsculo del siglo XX, convocado por el Comandante Presidente Hugo Chávez. El actual, en esta segunda década del XXI, por el presidente Nicolás Maduro. Los que se opusieron a la Asamblea Nacional Constituyente de 1999 son los mismos que reaccionan histéricos y violentos a la convocatoria de la voluntad popular en 2017. Como las momias, no cambian, vistan con sotanas o pónganse capuchas.

Noticias más leidas

Programa Una Hora Con Chavez

Programa Continente de HispanTv

Pueblo Comunicador en Combate 2.0